Tipos de mecanismos para sofás

Tipos de mecanismos para sofás

Vamos a dar una breve introducción de los diferentes mecanismos que podemos acoplar a los sofás, haremos una publicación especial para los sofás cama y las butacas.

En el mercado actual encontramos varios tipos de mecanismos para montar en los sofás y vamos a describirlos un poco, para poder valorar cual es el que más gusta o se adapta a nuestras necesidades.

 

Mecanismo extensible: Es una bandeja de hierro con unos rodamientos de nylon bien cinchada o con muelles en su interior, está orientado a tener las piernas extendidas, pero no a dormir o usarlo longitudinalmente al no tener apoyo en el suelo, podemos encontrar varios tipos:

Punto a punto: el herraje tiene unas acanaladuras que sirven para que el rodamiento del deslizante pueda parar en varios puntos antes de llegar a la posición final. Es el más utilizado hoy en día

Tubo: Es un mecanismo en el cual se deslizan dos tubos bien cuadrados o redondos uno dentro del otro, básicamente hay dos posturas, abierto del todo o cerrado

Mecanismo extensible Carro o ruedas al suelo: Es una variante del extensible tradicional, pero con ruedas al suelo de tal manera que al extender el mecanismo nunca queda en el aire. Los sofás que portan este mecanismo tienen más fondo para poder dar una mayor capacidad de extensión al mecanismo. Esta pensado para poder tumbarse o dormir en el si es necesario.

Eléctrico: Misma funcionalidad que el mecanismo manual pero eléctrico. Tienen poca implementación en el mercado por su alto costo y poca mejora frente al manual.

Mecanismo de Relax: Es un mecanismo que podemos encontrar tanto en butacas como en sofás, sirve para poder estar tumbado con los pies en alto y la espalda reclinada, primero hablaremos de los mecanismos de relax para sofás:

Relax eléctrico: El sofá lleva una botonera la cual al accionarla podemos encontrar numerosas posiciones para pararla, normalmente primero empieza a abrir el reposapiés y luego empieza a bascular el respaldo hacia atrás. Para funcionar lleva un cableado conectado a un transformador que va a la red eléctrica a 12 V.

Relax Palanca: No hay cableado eléctrico, el relax se acciona mediante una pestaña situada en una palanca o cazoleta que es movida por un cable que une la cazoleta al relax, y encontramos dos posturas: reposapiés abierto y una vez abierto tenemos la opción de reclinar el respaldo. (Está en desuso por la funcionalidad y poca diferencia en precio con el mecanismo eléctrico)

Auxiliarmente encontramos otros mecanismos de relax para el módulo chaisselongue como, el mecanismo terapéutico que nos permite tener el cuerpo en tres planos con las piernas más altas que el pecho, y el relax extensible que lo que hace es deslizar el asiento del chaisselongue mientras reclina el respaldo

Sofás Fijos: Sigue habiendo en el mercado sofás sin articulaciones, normalmente suelen ser sofás económicos. Están pensados para aquellos que no quieren mecanismos o buscan un sofá más sencillo.

Ahora vamos a hablar de otra parte importante en la posición de la sentada y la comodidad, hablamos de los respaldos. Existen también varias variantes que vamos a comentar a continuación:

Reclinable normal: Es un mecanismo que tiene normalmente 6 o 7 posiciones que lo que hace es bascular el reposacabezas adelante o hacia atrás, es el más frecuente hoy en día.

Reclinable Italiano o pared cero: Lleva una carraca de acero que permite coger unas 6 u 8 posiciones, pero con la posibilidad de recogerse y quedar plana sobre el armazón 90º. La encontramos por esta funcionalidad en sofás con mucho más fondo (más de 1,05m) y suele ir montada sobre respaldos de goma, que suelen ser un poco más rígidos.

Reclinable eléctrico: Reclina igual que el mecanismo convencional, pero de forma mecánica. Están muy poco implantados por su alto costo y poca mejora frente al manual.

Fijo: No existe movimiento la almohada está sujeta al armazón mediante una cremallera.

 

 
Sin comentarios

Publica un comentario

error: Content is protected !!
×